Tribune

Este es el juego para quien haya querido ser uno de los ciudadanos más poderosos de la antigua Roma. Deberemos obtener el control de las diferentes facciones de la sociedad para obtener sus beneficios. Nuestro objetivo, conseguir un poco de todo lo que esta sociedad ofrece. Tribune es un juego de Karl-Heinz Schmiel para dos a cinco jugadores. Fue editado en el 2007 y en su momento recibió numerosas nominaciones al mejor juego de estrategia, perdiendo frente a Agrícola.

Una ronda

Tribune: Tablero

El tablero

La mecánica del juego es muy sencilla y cada ronda se divide en 3 etapas: relleno, colocación de trabajadores y resolución. La primer etapa es sencilla: se llena el tablero de cartas. La colocación de trabajadores es igual a muchos otros juegos: siguiendo el orden del turno, cada jugador coloca un trabajador en alguna sección del tablero disponible hasta que nadie tiene más trabajadores. Finalmente, se realizan las acciones correspondientes a cada sección en la que hay un trabajador en el orden indicado en el tablero.

Las acciones nos permitirán varias cosas, pero la mayor parte del tablero nos permitirá obtener cartas. Ya sea pagando por ellas directamente en las termans o el foro, decidir si pagar por la carta en la letrina o descartarla y recibir su costo, en una subasta contra algún otro jugador o decidir si comprar alguna en la arena de gladiadores. Podemos intentar sacrificar cartas en el templo para obtener el favor de los dioses, o a marte para obtener laureles o legionarios. Si ninguna de estas acciones nos atrae (o conviene), siempre podemos obtener dinares directamente.

Pero la estrategia del juego se encuentra en la parte superior del tablero. En la que nuestros trabajadores nos permitirán tomar el control de las 7 facciones disponibles. Para eso tendremos que demostrar apoyo de dicha facción bajando cartas de ese color. Si alguien ya tiene el control de dicha facción tendremos que bajar cartas que sumen más poder o simplemente mayor cantidad de cartas. Y tomar control de una facción no sólo nos otorga el marcador correspondiente (que generalmente son parte de las condiciones de victoria) sino que además nos otorgan beneficios tanto por obtener el control como por mantenerlo. Así podremos obtener un trabajador adicional, legiones, laureles, dinares.

Tribune: jugador

Tablero pesonal de cada jugador

Por último, antes de comenzar la siguiente ronda, se subasta la carroza entre todos los jugadores. Quien la gane puede decidir ubicarla sobre alguna facción de su elección, lo que evitará que cualquier otro jugador tome control de la misma en la siguiente ronda. Alternativamente, quien la gane puede dejarla a un costado asegurándose que ninguna facción esté bloqueada. Todo depende de la estrategia de cada uno y la de los demás.

Contras

No se puede negar que la cantidad de acciones y elementos en el juego lo hacen un poco complicado (de explicar y de entender). Esto se supera fácilmente luego de las primeras rondas, pero para ese momento capaz que ya es muy tarde para poder ganar el juego.

También suele suceder que quien gana el juego, lo hace en un par de rondas sin que nadie más pueda detenerlo. Este juego no perdona la falta de atención al resto de los jugadores, pero tampoco provee la flexibilidad para «desperdiciar» acciones bloqueando a otros jugadores mientras desarrollamos nuestra estrategia. Un juego duro y, como dicen los españoles, sesudo.

Por último, el azar del mazo influye muchísimo el progreso del juego. Qué cartas salgan y dónde se las ubique en el tablero tiene muchísima influencia en las estrategias posibles. A lo largo del juego puede no importar, pero no deja de molestar cuando vemos que alguien más consigue todo lo que necesitaba en un sólo turno y está en camino a ganar.

Pros

Pero todo eso no hace que el juego deje de ser divertido. Una de las razones es lo bien que está integrada la temática con el juego en sí. Las reglas, los recursos, los nombres de las facciones y sus efectos en el juego… inclusive los objetivos para ganar.

Tribune: victoria

Condiciones de victoria del Tribune

Y acá hay que resaltar que el tiempo que durará el juego varía según el objetivo que se elija para ganar. El juego viene con varias cartas que indican las condiciones de victoria según la cantidad de jugadores y dan una idea de cuánto durará el juego (verde: rápido, amarillo: medio, rojo: largo), pudiendo así adaptar el juego al tiempo disponible.

Como si fuese poco, las reglas indican que – si se lo prefiere – se puede decidir el ganador contando puntos en lugar de simplemente otorgarle la victoria al primero que consiga los objetivos. De esa forma, por más que alguien consiga todo lo indicado en el objetivo, otro jugador puede ganar el juego.

Conclusión

Para mí es un juego excelente. Y no puedo esperar a conseguir su expansión, la cual dicen que soluciona todos los problemas del juego base y agrega un par de mecánicas novedosas e interesantes (¡como un 6to jugador que juega con reglas distintas!).

Extremadamente recomendado.

Tribune

Tribune
8.9

Visual

9/10

    Rejugabilidad

    9/10

      Interacción

      9/10

        Estrategia

        9/10

          A FAVOR

          EN CONTRA

          ¿Cuánto te gusto la nota?

          Deja un comentario