Zug

Este juego tiene para mi, el honor de ser el primer juego de mesa moderno argentino; y con moderno me refiero a lo que muchos llaman “eurojuegos”.  Si alguno conoce algún juego argentino anterior, que tenga una dinámica similar a los juegos europeos de los últimos veinte años por favor desburranme. Por juego argentino, me refiero a que fue íntegramente producido en argentina, y no es una copia o adaptación de un juego extranjero anterior. El “Zug” fue diseñado por Sebastián Caro, tucumano fundador de la editora de juegos de mesa “Spielen”. Como pueden ver, desde el nombre del juego hasta el de la editora remiten a Europa, ya que en alemán, Zug significa locomotora y Spielen jugar. Por esto mismo no es de extrañar que apenas vemos los componentes del juego, y luego con cierta dinámica del mismo, Zug nos haga pensar automáticamente en el Carcassonne.

Vamos por partes, El diseño exterior del juego es excelente. Las imágenes y grosor del cartón de la caja hablan a las claras de una empresa que quiere dedicarse a hacer juegos en serio y no solamente a bajar costos en todas las componentes. Apenas abierto el juego nos encontramos que el interior viene con la forma adecuada para poder guardar las fichas, exactamente como viene el interior del Carcassonne (otra similitud). Solo dos quejas tengo al respecto: por un lado los marcadores podrían venir en una bolsa ziplock, lo que haría mas fácil el guardado, prácticamente al mismo costo; por otro lado las fichas, que son de una calidad excelente en cuanto a material e imágenes, deberían ser un poco mas gruesas, para evitar la superposición accidental al jugar. Otro punto en contra es el manual de instrucciones que viene en blanco y negro, aunque en papel de calidad. El tablero de puntuación también es fino, sin imagen en el dorso, pero esto no molesta en el desarrollo del  juego.

Los componentes son: tablero de puntuación, 90 fichas cuadradas (similares a los “tiles” del Carcassonne), 75 marcadores plásticos en 5 colores y manual de instrucciones. En principio una partida dura entre 30 y 45 minutos, pero dependiendo del conocimiento del mismo y de la cantidad de jugadores podría durar entre 20 minutos a una hora. Esta recomendado para jugadores de mas de 10 años, lo cual es correcto.

La idea del juego es que los jugadores deben formar líneas de ferrocarril para llevar el azúcar producido en las fábricas propias a las ciudades, pasando por las estaciones de trenes que poseemos. Para ello el juego consta de dos etapas. Los puntos solo se suman en la segunda etapa, siendo la primera la que de alguna manera define el partido, ya que es la que corresponde al armado de las líneas de ferrocarril, con estaciones, fábricas y ciudades; en la segunda solo se transporta las  mercaderías producidas a las ciudades. Como pueden ver se acabaron las similitudes con el Carcassonne y solo permanece la dinámica de colocación de fichas obtenidas al azar. Y aquí está uno de los puntos flojos del juego, ya que las fichas que nos toquen definirán completamente el resultado del juego, dejando poco espacio para la estrategia. Y me explayo. Solo se pueden poner marcadores propios en las fabricas (25), estaciones de tren (15) y locomotoras (3), lo que hace un total de 43 fichas. Si cada jugador posee 15 marcadores, ya con 3 jugadores, sobran los marcadores, por lo que deberemos colocarlos sin importar lo que obtengamos. Por otro lado existen numerosas vías con desvíos, por lo que una vez colocada una estación es altamente probable que podamos cerrarla. Obviamente la probabilidad disminuye con la cantidad de jugadores, pero por lo dicho anteriormente aumenta la dependencia con las fichas que nos toquen en suerte.

En la segunda etapa se suman los puntos: un punto por cada estación en una via habilitada, y 3 puntos por cada fábrica que puede colocar sus productos en las ciudades, dándole un punto al dueño de la estación por la que tuvo que pasar el producto. De esta manera quienes obtuvieron mas fabricas y estaciones tienen mas chances de ganar. Una forma de aumentar el valor de las vías es dándole un punto por cada vía habilitada a las estaciones. De esta manera la forma en que colocamos las vías si importa, y mucho; ya que a través de las desviaciones una sola estación puede estar conectada a muchas vías habilitadas, inclusive algunas que salgan y terminen en la misma estación. Existe una tercera manera de sumar puntos a través de las fichas con locomotoras, que suman tres puntos si están colocadas en una vía habilitada, con estaciones propias en cada extremo de la vía. Nuevamente, si la locomotora suma tres puntos por cada vía habilitada propia, la forma de colocación de las vías aumenta su valor. Un detalle que obviamos es que existen solo 18 fichas de ciudades para las 25 fabricas, por lo que el momento de colocación de los productos es EL momento de estrategia del juego, ya que debemos pensar como colocar la mayor cantidad de productos en detrimento de los otros jugadores.

En resumen, un juego de mucha calidad y vaya desde aquí nuestra felicitación a “Spielen” por el mismo. La forma de juego según las reglas tienen demasiado azar para mi gusto en la primera parte, por lo que pierde “rejugabilidad”. Con los cambios sugeridos esto se revierte y aumenta la estrategia.

Para mas información sobre el Zug, u otros juegos de Spielen: www.spielen.com.ar

PS: Esta review esta hecho en base a la versión original del juego, del 2009. A fines del 2011, salió una nueva versión del mismo con algunas variaciones. En particular cada jugador tiene 5 fichas en la mano para elegir cual jugar. Esto aumenta un poco la estrategia para jugar en la primera parte, ya que es mas fácil intentar bloquear las vías de los otros jugadores. De todas maneras sigue siendo alta la componente de azar en esta etapa. Además, en la nueva versión las vías habilitadas no reciben puntos per-se por un lado, y por otro aumentaron a 21 la cantidad de marcadores, cambios que, a mi entender, le quitan estrategia a la primera parte. Si o si hay que poner un marcador en las fabricas y estaciones, y las vías extras solo sirven para bloquear las vías de los otros jugadores. Por ello mantenemos nuestra sugerencia de cambios en la puntuación.

¿Cuánto te gusto la nota?

3 thoughts on “Zug

  • Como dice el artículo, en general planteamos que la cantidad de vías habilitadas afecte la puntuación de los trenes y las estaciones. Consideramos «vía habilitada» a toda vía que comience y termine en estación de la cual la vía en cuestión sea un ramal (se consideraría que las vías que dividen en dos ahora también “unen” dos vías). Esto le daría más importancia a las vías que colocás (que generalmente son fichas poco importantes) y le da un poco más de complejidad al juego. Probablemente habría que jugar un poco con la distribución de las fichas para que el azar no te mate si nunca te tocan esas vías.

     
    • Hola Agustin,
      Por si no te quedo claro del comentario de toote, te lo aclaro nuevamente. Durante el partido las vías solo sirven para conectar las fabricas con las ciudades, a través de las estaciones de trenes. Si no te tocan fabricas, casi no vas a tener puntos. La propuesta es que cada “vía habilitada”, es decir una vía con dos estaciones en cada punta, sume un punto a cada estación. Como hay desvíos y uniones, una sola estación puede sumar muchos puntos. Si necesitas mas aclaraciones decinos.
      Si probas esta variante, comentános que te parece… Y si tenes alguna variante propia que quieras compartir, también es bienvenida.
      Saludos y felices fiestas!

       

Deja un comentario